Tik Tok

Con él tiempo uno se de cuenta que no importa lo mucho que tiñas tu piel, o reservada seas con tu familia. Las señales nunca son suficientes, no podemos pretender que entiendan cada gesto como un grito de ayuda. 
Cada noche me gusta ver a la gente dormir, no por ser acosadora. Pero, ellos están soñando, cosas que probablemente nunca me voy a enterar y seguro ellos tampoco. La inocencia se vuelve parte de ellos, ya no están fumando, gritando o intentado no llorar. Están con los ojos cerrados, enterrados en una hermosa oscuridad, tan bella que desearían soñar con los ojos abiertos.

Leave a Reply

SCROLL TO TOP